lunes, 10 de abril de 2017

DE NADIE ESPERES NADA



De nadie esperes nada excepto coces
y afán de aprovechar tus puntos flacos,
el mundo es prisionero
de un culto a lo complejo
que acaba deformando la apariencia.

No des lo que recibes
ni busques gratitud de los que duermen
creyéndose despiertos;
galopa alrededor de los momentos
sabiéndote pequeño
y encuentra en la humildad toda grandeza.

No hieras el silencio con insultos
ni calles como un tonto si te pisan;
aprende a discernir tus prioridades
en base al corazón, y desconfía
de todo cuanto llegue sin esfuerzo.

Somete a reflexión el pensamiento
y así verás su engaño;
a nada des el crédito absoluto
salvo a tus experiencias,
y nunca, pero nunca nunca nunca,
desprecies la ocasión de estar presente
allá donde te halles.

Regresa a la niñez de vez en cuando
y deja a los adultos que se rían
de ti cuanto les plazca;
la paz es del espíritu, y el cuerpo
tan sólo puede oír la voz del alma
vistiendo el traje blanco de la infancia.

Sé actor en el teatro de la vida
y escógete el papel que nadie quiera;
si viajas en sentido opuesto al mundo
serás crucificado
lo mismo que lo fue Jesús el Cristo;
si dudas nunca olvides
que sólo por la cruz se llega al cielo…   

No hay comentarios:

DE NADIE ESPERES NADA

De nadie esperes nada excepto coces y afán de aprovechar tus puntos flacos, el mundo es prisionero de un culto a lo complejo qu...