viernes, 5 de octubre de 2018

BAILANDO EN TU SONRISA


Recordarás aún
la escarcha en el cristal, los elementos
girando alrededor de nuestros cuerpos
donde el atardecer caía
serenamente al ritmo del otoño.

Te puedo imaginar
pugnando con las sombras como entonces;
cerrabas los crepúsculos con llave
sobre la desnudez de nuestros labios
pegados como el mar sobre las islas.

Recordarás aún
los campos agitados por la brisa
y el silbo arrullador de los jilgueros
que a veces pululaban por tu boca
como palabras.

Los dioses, a la vez
que ataban las partículas del cosmos
para ir reconstruyendo la existencia,
trazaban escenarios
donde una y otra vez el tiempo ardía
bailando en tu sonrisa.

La vida se diluye como el rostro
de un Dorian Grey lascivo y rencoroso
sin lienzo en que ocultarse;
no estás para evitarlo
y cada vez me ahoga más el miedo,
emerge la distancia
y todo lo acuchilla tu recuerdo.

Será que existe un mundo paralelo,
sin calles ni avenidas,
al que una y otra vez te precipitas
después de abandonarme…

VIENTO DE OTOÑO

Conciliabas el sueño alrededor de mis besos

tras la calma impaciente de tu breve apariencia;

en tus ojos serenos planeaban las aves

que la noche extraía de los brazos del cosmos.


Contenida en el tiempo de un reloj sin esferas

respirabas las horas silenciosa en mis brazos;

te recuerdo apegada a la humedad de la tierra,

desarmada y desnuda bajo el cielo infinito.


Me mirabas distante con quietud cristalina

junto a aquel viejo estanque donde aullaban los astros;

eras fuego y escarcha, yo un anillo rodando

por tus dedos en busca de sentirte más cerca.


Te recuerdo habitando por mi  piel, con tu aliento

tiritando en la débil claridad de mi cuerpo;

a lo lejos el viento transversal del otoño

despeinaba los olmos y el paisaje dormía…

domingo, 30 de septiembre de 2018

CUANDO NADIE ME VE...


Tengo grandes proyectos de futuro
y un futuro en el aire,
mucha fe en progresar, poco dinero,
centenares de aspectos
y el azúcar más alto que el cerebro.

Guardo un gran parecido con mi sombra
y unos cuantos secretos;
con el curro mantengo las distancias,
al placer se las limo,
y a pesar de que siempre suelo andar mal de tiempo
me apasiona perderlo.

Tengo el sexo en la mente a todas horas
y el Atleti en las venas;
vivo preso en la cárcel de mi libre albedrío
que ni es libre ni es mío,
y me gusta pensar que donde pongo mi voto
siempre hay alguien dispuesto a dar su vida
por salvar mis derechos.

Cuando nadie me ve soy un demonio
rebozado en sus vicios;
con la muerte no tengo trato alguno
-que me espere sentada-,
por lo pronto voy sólo al tanatorio
para hablar de negocios.

Y también tengo un hijo que me exprime
y una suegra que croa,
un problema pendiente siempre cerca y un libro
por leer nunca a mano.

Soy un simple habitante
del país sin ventanas de las causas perdidas
donde todo transcurre en absoluto desorden
diplomáticamente…
    

viernes, 21 de septiembre de 2018

PARA NADA


Para el ansia voraz dos pescozones,
para el dolor de huesos cocaína;
para que dude el diablo indisciplina,
para Zarzuela hispana los borbones…

Para que crezca el alma tropezones,
para encontrar la paz la Conchinchina;
para después del huevo la gallina,
para ostentosos yates los bribones…

Para hambrear mejor la alta cocina,
para el gandul real Diputaciones;
para esconder la mierda una cortina,

para el correr del tiempo panteones;
y para ser felices la rutina
donde agonizan todas las cuestiones…  

martes, 18 de septiembre de 2018

YO NO TE ENTIENDO...


Bajo ese cuerpo ya víctima de la artrosis
y a vicios tan terroríficos sometido,
me cuesta encontrar los restos de mi marido
por culpa de su indignante metamorfosis.

Su boca es el paraíso de la halitosis,
su vientre almacén y embudo para el cocido;
de tanto ingerir alcoholes anda metido
en serias negociaciones con la cirrosis.

A veces llega reptando como un ofidio
y enrosca su cuerpo entero en mi anatomía;
tan sólo la oscuridad y el Ave María

le salvan de la mortaja por homicidio.
Encima aun tiene la jeta de andar diciendo:
-“Cariño, ¿es que no me quieres? yo no te entiendo


sábado, 15 de septiembre de 2018

ESTE CULTO A LO INMUNDO


Esta boca abocada al equivoco,
casi nunca cerrada,
no me sirve de nada
pero come de todo;
esta forma tan cuerda de volverme tan loco
por el bien del sistema,
me ha llevado a ganarme un estrambótico apodo,
¿que cuál es…? don problema.

Esta norma sin fe en las normativas,
este culo del mundo;
este culto a lo inmundo
sin prudencia ni causa,
estas mentes dementes orgullosas y altivas
a la busca de un sueño
que jamás les permite ni un instante de pausa
porque se hace su dueño.

Esta cola del paro que no para
de ensanchar sus fronteras;
estas altas esferas
con las manos buscando
los bolsillos ajenos cada vez con más cara;
esta sal sin pimienta
que aunque da gusto al caldo siempre endulza amargando 
y hace trampa en la renta.

Esta cumbre en las faldas de la sierra,
esta poca vergüenza
sin pudor que la venza
ni fiscal que la acuse;
esta paz en estado permanente de guerra
contra el mundo y su plebe;
esta hartura que siento de que a Dios se le use
de paraguas si llueve.

Este acopio incesante de dinero,
soledad y veneno;
esta pena que peno
tan sin pena ni gloria;
este pene impaciente que eyacula primero
y después busca excusas,
esta nave nodriza en la galaxia ilusoria
de las frases obtusas…

BAILANDO EN TU SONRISA

Recordarás aún la escarcha en el cristal, los elementos girando alrededor de nuestros cuerpos donde el atardecer caía serenament...