martes, 1 de mayo de 2018

Girando en tus confines


Te gustaba extenderte entre mi cuerpo y la nada
tiritando al abrigo de mis manos vacías;
sumergida en la bruma, cautelosa y desnuda,
navegabas errante por el mar de mi boca…

Te colgaste a mi vida con la furia impaciente
de la noche más corta de un octubre lluvioso;
beso a beso, en silencio, me esculpiste hacia dentro,
para hacerme más libre, más concreto y más simple…

Fuiste un soplo de aliento que arrastraba montañas,
un desorden perfecto y un respiro del alma;
te gustaba adentrarte en el lugar de las cosas

donde ocultan las hadas y los duendes sus rostros;
cuántas veces girando por tus vastos confines
pude abrir los cerrojos del gran templo del sueño…

domingo, 4 de marzo de 2018

HACE FALTA MÁS GENTE



-“A este hogar, que es tan tuyo como mío,
le hace falta más gente;
sé que es duro Vicente,
pero mal que te duela
necesitas la ayuda de otro tío
para hacerme dichosa;
no te ofusques, respira, tómalo con cautela
y actitud provechosa…

Hace tiempo que tengo el alma en vilo
y la sangre en ayunas;
cientos ya son las lunas
que ni buscas ni cato,
¿no crees que es de justicia y buen estilo
que este inmenso vacío
lo llenemos pactando bajo quórum el trato
ventajoso de un trío…?

Si lo piensas verás que casi todo
son ventajas, querido;
quédate convencido,
no me pierdes, me ganas…
trataré de buscarte un acomodo
relevante en el grupo,
luego igual con el tiempo, si nos vemos con ganas,
ya ampliaremos el cupo.

Pero basta de chácharas, contesta,
¿cómo ves el proyecto?
siéntate, ponte recto
y hazle frente al asunto.
Aunque sé que al principio igual te cuesta,
un tercero en discordia
sólo puede ofrecernos a la larga en conjunto
paz, disfrute y concordia…”

-“Vale otorgo, no sigas, me someto,
háganse tus deseos;
que se mueran los feos
y el demonio nos una…
Haz que venga a nosotros el sujeto
y que empiece a servirse;
mientras tanto si quieres voy llamando a la tuna
por si gustan de unirse…

Girando en tus confines

Te gustaba extenderte entre mi cuerpo y la nada tiritando al abrigo de mis manos vacías; sumergida en la bruma, cautelosa y desnuda,...