domingo, 19 de noviembre de 2017

¡¡¡ QUÉ CARGA !!!



-“Eres mi llaga, mi yugo
y mi opresión, Celestina;
mi marujona asesina,
mi decadencia en su jugo.
Tú de Madrid, yo de Lugo,
tú tiburón, yo gallina;
gracias que el bar de la esquina
tiene un barril de cerveza
donde esconder la cabeza
para aguantar la rutina…

Sólo te amarga mi gozo,
sólo te alivia mi pena;
¿yo sin dormir? tú serena,
¿mi decepción? tu alborozo.
Hace un quinquenio no rozo
ni un mal pezón, ¡qué condena!
voy a acabar en la trena
como me ofusque un mal día
y haga correr la lejía
por tu garganta de hiena…”

-“¡Qué carga cargo! ¡qué carga!
¡qué lastre Dios! ¡qué calvario!
este cerebro de armario
tiene una lengua tan larga
que hasta el dulzor me lo amarga
con su idiotez a diario.
¿Es en verdad necesario
que ese ejemplar siga vivo?
Dios, si me das un motivo,
te lo devuelvo en sudario…”

sábado, 10 de junio de 2017

EL CIELO NO ESPERA



Tengo fe en el ser humano todavía
y ansiedad controlada;
tengo ganas de nada
y a la vez nada tengo;
guardo en un cajón del alma la utopía
por si me es de provecho
cuando el mundo perfecto sobre el cual me sostengo
no se aguante derecho.

Tengo cierta propensión al victimismo
y un compendio de dudas;
las axilas peludas
y el cerebro en tus senos.
Me confieso aficionado al consumismo
y al jamón de bellota,
pero si algo me puede es este absurdo modismo
de encumbrar al idiota.

Tengo el hábito de hacer las opiniones
de los otros las mías;
las alforjas vacías,
las neuronas en fuga
y una dieta de lechuga y restricciones
que me arrastra a los bares;
poco a poco en mi cuerpo se ha apropiado la arruga
de hasta ciertos lugares…

Tengo poco que decir y sin embargo
ni durmiendo me callo;
que me parta un mal rayo
si comprendo a mi esposa.
Soy de corta voluntad, de trago largo
y de poco ir a misa;
los doctores me dicen que me ven en la fosa,
pero a mí me da risa…

Tengo un Opel Corsa gris y un buen contrato
de trabajo basura;
escasez de estatura
y afición por la pela.
desde va para dos años no lo cato
ni lo busco siquiera;
tengo claro en la vida que el que no corre vuela
porque el cielo no espera…

¡¡¡ QUÉ CARGA !!!

-“Eres mi llaga, mi yugo y mi opresión, Celestina; mi marujona asesina, mi decadencia en su jugo. Tú de Madrid, yo de Lugo, t...