domingo, 13 de noviembre de 2016

HASTA SIEMPRE, AMIGO




HOMENAJE A LA MEMORIA DE MI AMIGO
LEOPOLDO ALBEROLA GARCÍA, PARTIDO AL CIELO EL DÍA 9 DE NOVIEMBRE DE 2016 



SONETO 1

A los pies de la muerte, te imagino
silencioso y confuso en esta hora
de tristeza marrón desoladora,
mientras juega sus cartas el destino.

No hay más nada que hacer, no hay ya camino
que conduzca a ninguna nueva aurora.
Hoy que el tiempo te muerde y te devora
Dios te espera a cenar… compra buen vino.

Déjame que te guarde en la memoria
resignado y sereno. Decidido
a tomar sin temor la obligatoria

dirección hacia el fin. Con la mirada
libre ya del temor, y el rostro hundido
por la carne a mazazos machacada…

SONETO 2 

Maldito el puto cáncer. Cómo cuesta
pensar que ya no estás, querido amigo;
nacimos a la par, crecí contigo…
¡qué poco bueno da la vida esta!

Dé qué mala manera da respuesta
el tiempo a los proyectos. No consigo
salir de mi estupor. Qué cruel castigo,
¿por qué demonios hoy ni Dios contesta?

Sé bien que por nacer ya somos muertos
y que la tierra a todos nos iguala;
pero me angustia ver tus ojos yertos

y tu pequeño cuerpo ya vencido
sobre la azul penumbra de esa sala
donde se toma el tren rumbo al olvido…
 

jueves, 27 de octubre de 2016

EL JUEGO DE LA VIDA...



Es tan corta la vida que la muerte
no da abasto a llevársenos. Nacemos
con la risa en los labios y aprendemos
a llorar con los años. Se convierte

tan deprisa en desgracia nuestra suerte
que perdemos la fe. Crucificamos
a Jesús sin dudar y hasta acusamos
a su Padre de injusto. Nos pervierte

los sentidos internos el apego
y el placer nos conduce a la pobreza.
Somos piezas inútiles de un juego

-que mil veces termina y mil empieza-
donde el hombre combate contra el ego
sin opción de victoria y sin cabeza…

lunes, 17 de octubre de 2016

HIELA...



La certidumbre yace agonizante
sobre las faldas de la sierra. Hiela…
El universo azul se desmantela
y la Verdad se esconde al ignorante.

Mi corazón se niega a amar. Cambiante
la realidad se ensancha y me desvela.
El infinito estalla y la cautela
se suicida en smartphones. ¿No es bastante

con vivir, que además hay que estar vivo?
Considerando el tiempo en su conjunto
y este cuerpo al que soy en alma preso,

¿qué me invita a existir…? ¿qué historia escribo
con los años que tengo hasta difunto
para que Dios me acoja con un beso…?